DESCRIPCIÓN


El fruto de nuestro trabajo depende en gran medida de la naturaleza y está marcada por lo que viene de arriba.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Paciencia

Esta vez os quiero contar lo que ha pasado y está pasando en el campo en este año tan peculiar. Desde la primavera, que se mostró fría y húmeda, la viña reservó la brotación para un tiempo más cálido y apacible.

Normalmente el 10 de mayo ya podemos observar brotes jóvenes, que nos indican que “la carrera comienza”, y hacia el 25-30 del mismo mes solemos tener algún racimo visto. Ese momento a nivel fenológico lo conocemos como “estado F”.

Pero este año a 25 de mayo no se veía ni un solo brote, por lo que a esas alturas de primavera ya se estimaban unos 12 días de retraso, algo totalmente normal y asumible para tener una vendimia, si todo va bien,  entre el 5 o el 10 de octubre.

Digo bien, si "todo" va bien, pues el 30 de mayo, cuando las plantas ya habían celebrado esa explosión que es la brotación, sufrimos una helada que nos arrasó una parte del viñedo. ¡Qué desilusión!

Pasaron los días y a la semana comenzamos a ver nuevos brotes que salían por todos los lados, como si la vid brotase con rabia, cosa que seguro  no le faltaba.

La poda en verde fue difícil y costosa, pues entre tanto brote hubo que elegir correctamente el que se deja como pulgar para el año siguiente.Y no todos valen, hay que estudiar la posición, tamaño, de dónde se origina y un largo etcétera… Pero al final todo, con esfuerzo, se hace.

Con todo este jaleo a fecha de hoy, 9 de Septiembre, esa parte helada lleva un retraso de 20-25 días. Fijaos que es ahora precisamente cuándo está enverando, ¡algo que pocas veces se ha visto tan tardío!

Otro dato paradójico es  que si vinéseis hoy a vernos al viñedo de Cruz de Alba no sabríais decir qué es lo que se ha helado y qué no, pues la vegetación es la misma y el aspecto visual es el mismo.  ¿Es posible que se haya recuperado ya  la viña?
Esta desconcertante situación la comenté con un tío mío, que ronda los 96 años, y  me contó que a él le pasó esto mismo en una cuantas ocasiones y que lo mejor es esperar. Me recordó que“en la vendimia, el que más  paciencia tiene, que no es lo mismo que el que más espera, es el que más gana”.

Eso es, nos tocará esperar pacientemente hasta que llegue el momento, que seguro que llega, para recoger la uva en esa parte del viñedo que ha visto disminuida considerablemente su producción. Pero la calidad de los racimos que quedan es excelente, pues son racimos madurados a fuego lento.

Sergio

lunes, 15 de julio de 2013

CATANDO CON LA GENTE

Hola, 

Hoy quisiera contaros unas experiencias que estamos teniendo con vosotros, los consumidores, afortunadamente cada vez con mas frecuencia.

Uno de los “trabajos”  que tenemos mis compañeros enólogos y yo es salir al mercado y acudir a las numerosas catas y maridajes que hacemos ofrecemos por todo el territorio nacional. En estas ocasiones es donde nos acercamos a vosotros, y demostramos que es inmerecida la fama de que los enólogos somos gente inaccesible y que raras veces salimos de bodega.

Recorte de el Diario de  Las Palmas
Me resulta muy curioso ver cómo se te acerca poco a poco la gente, sobre todo a partir ya del segundo vino, a preguntarte todas a esas dudas y hacerte partícipe de sus sugerencias.Cada vez hacéis preguntas más técnicas, complejas y comenzáis, incluso, a hacernos sugerencias de cómo mejorar los vinos para tener una organoléptica acorde a vuestros gustos.Y tengo que decir que me es muy grato compartir estos ratitos hablado de viñedos, bodegas y vinos, mientras degustamos nuestros vinos  arrimados a platos o  pinchos haciéndonos disfrutar del momento.Cuando a uno le apasiona lo que hace, como es mi caso, hablar de su trabajo y ver como la gente se interesa por él, es una satisfacción mayúscula y muy enriquecedora.

Los amigos de la Casa de Galica dónde se ofreció la cata
De estas catas, además de amigos,  salen ideas. Ideas que incluso llegamos a trasladar a bodega, pues escuchando a la gente se aprenden cosas o se despiertan inquietudes, que siempre vienen bien en la dinámica del día a día.
 Muchos de vosotros únicamente acudís con el propósito de  poner cara a nuestros vinos, pero creedme si os digo que a partir de ese momento saben mejor, pues en esa charlita se desvelan cosas que hacen que entendáis mejor nuestro trabajo, pero sobre todo comprendáis mejor el vino.Es una labor importante, la cual, hacemos con gusto y un esfuerzo añadido, pues salir de bodega supone un plus de trabajo, ya que hay que dejar las tareas de bodega bien marcadas y definidas para esa ausencia, que en ocasiones se dilata tres o cuatro días.

Quiero  agradeceros vuestra asistencia, sobre todo a algunos que ya sois asiduos. Y a los que no habéis tenido ocasión de acudir os invito a acercaros a estos eventos, pues son una muy grata experiencia para todos.Así pu es, brindo por vernos en una de estas y termino con una frase que me gusta mucho usar  “recordad que cada vez que se abre una botella de vino es un gran momento”.

Que disfrutéis.

Sergio Avila

domingo, 30 de junio de 2013

Trasiega en Ramón Bilbao

¿pero bebemos vino?

Recientemente hemos estado en Burdeos representando a Ramón Bilbao Vinos y Viñedos durante la mundialmente afamada bianual feria Vinexpo.

  Independientemente de su trascendencia internacional así como escaparate del universo vitivinícola que resulta de sus -en cifras de la propia organización- 48 mil visitantes (38% de fuera de Francia) de 148 diferentes naciones,  2.400 expositores de otros tantos 44 países, seria aconsejable darle una pensada a la duración de la misma (5 días) en aras de un mayor aprovechamiento de tiempo y recursos por parte de los propios expositores, que  por otra parte, poco margen de maniobra tenemos en este asunto una vez aceptamos asistir a la misma.

Pero el asunto que quiero, de forma principal, comentar, no es tanto la feria como tal, sino el ambiente que se vive en la ciudad y sobre todo lo que unos ojos foráneos observan en lo que del vino y su consumo se trata.
 

Vinexpo suele coincidir con la fecha que marca el comienzo del verano y con lo que los bordeleses llaman "Les épicuriales", una especie de muestra gastronómica en la explanada de Allées de Tourny donde varios restaurantes de la ciudad colocan sus carpas para disfrute y deleite de locales y visitantes. Supongo que es una forma de "sacar" la gastronomía a la calle, da darla a conocer -no solo consumiendo sino tambien con cursos y clases magistrales por parte de cocineros- y de que, en general, se disfrute de la misma de manera algo mas informal.


Y es aquí donde quiero incidir hoy: TODO EL MUDO BEBE VINO.
Si, si... parece de perogrullo tratándose de este blog, pero pasar por la zona central de las carpas a media noche y observar atónito que en casi todas las mesas, no ya de cena, sino tras la misma, el personal -la mayoría jóvenes de menos de 35 años- esta bebiendo VINO (blancos, rosados, espumosos, tintos...) sin complejo alguno y con visible ganas de repetir me lleva a una reflexión que quiero compartir:
¿que NO hacemos por esta piel de toro que es España para que esto suceda de forma C O T I D I A N A?

Dejo lanzada la pregunta y en mi próxima entrada aportare datos relevantes de consumo y hábitos

SALUD (preferentemente bebiendo VINO) y buen VERANO !!!

lunes, 24 de junio de 2013

EL VINO Y LA SALUD

Como ésta es mi primera vez escribiendo en este blog, voy a comenzar presentándome. Soy Laura Rubio y formo parte del equipo técnico de Bodegas Monte Blanco en la D.O. Rueda y ubicada en Serrada (Valladolid).

La zona en la que me encuentro es tierra de una importante variedad de uva blanca que cada vez está cobrando más relevancia. Más adelante os hablaré de las peculiaridades de esta variedad, pero hoy he creído oportuno hablaros de este tema de actualidad: El Vino y Salud.

Comenzamos con el famoso tópico "el vino es una bebida alcohólica o es un alimento?" Por supuesto que el vino es una bebida alcohólica y no hay que abusar de su consumo, pero también ha formado parte de nuestra dieta y nuestra cultura durante siglos. Parece increíble que de un proceso tan natural como es la fermentación de la uva, se obtengan unos caldos, que aparte de poder disfrutarlos de forma  independiente o maridados con una buena comida, podamos beneficiarnos tanto de las propiedades tan saludables que tienen. Y con esto, ¿a qué nos referimos?

Numerosos estudios realizados en las últimas dos décadas hablan de la presencia en la uva de un compuesto llamado resveratrol. El resveratrol es un compuesto fenólico que se encuentra en un alto porcentaje en la uva, concretamente en las pepitas y en la piel, y por tanto, también tiene una importante presencia en los vinos, sobre todo en los tintos. Este compuesto  puede ser de gran interés en nutrición y medicina, ya que tiene importantes propiedades antioxidantes, se ha visto que puede disminuir las enfermedades cardiovasculares,  ejercer una importante labor antiinflamatoria, anticancerígena, e incluso,  ayudar a prevenir enfermedades neurodegenertativas como el Alzheimer.

La importancia de este componente, que se encuentra de forma natural en la uva y el vino, y sus beneficios para la salud,  ha despertado el interés de muchos laboratorios que ya han puesto en el mercado diferentes cápsulas cuyo principal componente activo es el resveratrol.


 Figura 1: Estructura molecular del Resveratrol.

Y precisamente, estos compuestos antioxidantes que contiene el vino son los que evitan que se oxiden las células, son una herramienta en la lucha contra el envejecimiento. Por esta razón en los últimos años también se ha oído hablar acerca de las terapias realizadas con vino o vinoterapia, tratamientos realizados en baños con vino o bien combinados con aguas termales que ayudan a tonificar e hidratar la piel, o incluso, se han desarrollado líneas de productos cosméticos que incluyen este tipo de componentes naturales de la uva o el vino.

Para concluir, os animo a que disfrutéis de lo bueno tenemos en este país: nuestra famosa dieta mediterránea. No hay mejor manera que poder acompañar a la rica variedad de alimentos que tenemos: verduras, legumbres, carnes o pescados, con un buen vino de nuestras tierras, que como habréis podido ver, tomado con moderación, es más que saludable.

Buena semana!

Laura

viernes, 31 de mayo de 2013

25 años no es nada

Veinticinco  años!

Estamos de aniversario en Mar de Frades!!! 
Siempre hay un motivo para abrir una botella de vino y en este caso, es un motivo fantástico!, cumplimos 25 años elaborando vino, afortunadamente no puedo decir que hace 25 años estuviese elaborando vino, no hacía más que limitarme a vendimiar esas uvas doradas a las que casi no conseguía llegar…



En fin! No me voy a ir por las ramas, hace 25 años que en el Valle del Salnés, cuando ya muchos viticultores habían comenzado la replantación de esta variedad autóctona, el albariño, de la que se decía “tenía mucho potencial”, un gallego tuvo la feliz idea de comprar unas cuantas uvas albariñas doradas por el mar, y aventurarse a prensarlas, fermentarlas, y hacer un vino con ellas al que llamó Mar de Frades.
Larga vida le esperaba a este vino, y a la bodega que fundó con el nombre Frades del Salnés, aunque posteriormente tomó el nombre por el que hoy la conocemos, Mar de Frades.
Alegrías y tristezas, sorpresas, satisfacciones, decepciones… y muchos otros sentimientos nos han ido acompañando todos estos años, os cuento algunos de los más relevantes aparte de su inauguración.

En el 93, la imagen del vino Mar de Frades cambió, nuestra botella pasó a ser personalizada con las olas y gaviotas de la ría de Arousa y azul, el color del mar que bañan nuestras viñas, para completar la innovación, un “barquito” azul aparecía en la etiqueta cuando el vino esta a la temperatura de consumo, que éxito! encantó!



Año tras año, tras los rigurosos controles de calidad, íbamos incluyendo nuevos viñedos a la producción de Mar de Frades, que nos permitía elaborar más vino y tener mayor presencia en diferentes mercados, tanto a nivel nacional como internacional. Hasta el año 2003 Mar de Frades no se presentaba a concursos, superada esa fase, empezaron a llegar los reconocimientos, desde el Mejor Blanco de España en 2007 hasta el último recibido en esta añada 2012, único oro “Excepcional” en el concurso International Wine&Spirit competition de Londres.












Durante todo el camino existen grandes hitos, la inauguración de la bodega vanguardista en el 2007, la primera añada de Finca Valiñas en el 2005, Mar de Frades Brut Nature, el primer espumoso de la D.O Rías Baixas en el año 2012… pero sobre todo esto, realmente el motivo de celebración de este 25 aniversario son todas aquellas personas que a lo largo de todos estos años han abierto una botella de Mar de Frades y guardan el grato recuerdo de la compañía, el motivo y lo mucho que disfrutaron aquel momento.

Aquí os dejo con una foto de las botellas que abrimos para celebrarlo, invitados estais a que lo hagáis con nosotros, que disfrutéis!

Paula Fandiño

jueves, 23 de mayo de 2013

COMBINANDO SABORES



“Cuando veas la viña brotar, pon el puchero a calentar”. Aunque no sea un refrán, en nuestra tierra, esta frase toma mucha sentido.. Desde hace un mes, vivimos el momento álgido de las verduras en la zona de Navarra: los últimos cardos de la temporada; alcachofas; guisantes, habas,…. Y como no: el espárrago, ya que nuestra localidad, además de por sus vinos, es famosa por la calidad de sus espárragos.  

Recolectando espárragos con uno de nuestros clientes de Irlanda
El espárrago es uno de los alimentos de los que se clasifican como  complicados de maridar; es decir, la interacción entre su sabor y los sabores presentes en el vino, no es buena. Es muy importante como se preparen y se aderecen los platos para la elección del vino. Desde aquí os quiero exponer una serie de “trucos” para ayudaos a elegir la mejor opción.

Posibles interacciones del sabor:

Cuando la comida es dulce, hace que en el vino se acentúe el amargor, la acidez, la astringencia y la queméstesis (sensación de ardor). Además disminuye el cuerpo, el dulzor y el carácter afrutado.

Sabor ácido en la comida: Aumenta el carácter dulce y la fruta del vino. Disminuye la acidez del vino

Sal en la comida:  provoca que disminuya el amargor, la acidez, astringencia y el ardor. Además;  aumenta la riqueza y la suavidad

Carácter umami:  La descripción de este sabor es de sabor natural, gustoso. Es un componente muy habitual en salsas orientales, en caldos concentrados, quesos,…Cuando nuestra comida presenta alto sabor umami va a provocar en el vino: Aumento de amargor, acidez, astringencia, ardor y sensación de menos cuerpo y fruta.
Mapa de las papilas gustativas
Queméstesis: Con esta palabra nos referimos al carácter ardiente, como es el caso del chili picante). Esto afecta en el vino con un aumento de amargor, de acidez, de la astringencia, en relación directa con el contenido alcohólico y la sensibilidad de la persona. También disminuye el cuerpo, dulzor y fruta.


Si volvemos al caso concreto del espárrago, el rango de sabores que lo caracterizan son el amargo y el umami. Los sabores  más complejos de maridar. Son dos tipos de sabores que potencian el amargor, con lo cual deducimos que no podemos acompañarlos con un vino con una alta concentración de taninos. Nos va a resultar excesivamente amargo. Tendremos que elegir vinos más ácidos, con menos estructura, más acidez y carácter afrutado. 

Si elegimos un vino muy ácido, la combinación con el umami todavía va a potenciar más la acidez. Así que las mejores opciones se reducen a un vino rosado, como Ramón Bilbao Rosado 2012 o a un blanco no excesivamente ácido, por ejemplo  Palacio de la Vega Chardonnay Fermentado en Barrica 2011, sobre todo en el caso de aderezarlos con una salsa cremosa.
Espárragos asomando
De esta forma, la interacción entre las dos fuentes de sabores será exquisita. Os invito a que realicéis un ejercicio en vuestras casas y así podáis apreciar los diferentes sabores. 

Hasta la próxima y que tengáis una feliz semana. Yo voy a meter una botella a la nevera que, ¡mirad como vienen!